¿Qué es una borrasca?

Seguramente hayas oído en distintos informes meteorológicos de la existencia de la borrasca, pero la mayoría de las personas no sabe de qué se trata este término.

La idea de borrasca se utiliza para distinguir distintos tipos de fenómenos que suceden en la atmósfera, como pueden ser las intensas precipitaciones y las fuertes ráfagas de viento, entre otros.

Si quieres conocer cómo se origina una borrasca y sus características principales, no te pierda este artículo donde te brindaremos toda la información acerca de estos fenómenos climáticos.

¿Qué se conoce por borrasca?

Seguramente conozcas el término y sepas que se trata de un fenómeno natural, pero lo cierto es que una borrasca es un cúmulo de fuertes vientos y una presión atmosférica muy baja, en la cual las ráfagas giran en distintos sentidos, dependiendo de dónde se generen.

En el hemisferio Sur, las borrascas suelen caracterizarse por fuertes vientos que se desplazan en un sentido favorable a las manillas del reloj, mientras que en el hemisferio norte estas giran en el sentido contrario.

La presión atmosférica en su nivel alto o en su nivel bajo, es la responsable de la mayoría de los fenómenos meteorológicos. Así como las diferencias de presión pueden dar lugar a huracanes y tifones, generar fuertes vientos, lluvias o frío, también pueden generar borrascas.

Cuando la presión es alta se generan otros tipos de fenómenos climáticos, pero cuando la presión atmosférica es más baja que la presión de aire que se encuentra en esa zona se genera este fenómeno climático, formado por el movimiento de la superficie de una masa de aire frío y otra de aire cálido.

Siempre que escuchamos que habrá mal tiempo y después se anuncia una borrasca, debemos tener en cuenta que se trata de un fenómeno climático que dura varios días y es evolutivo, llegando a durar aproximadamente una semana, por lo que todos los expertos en meteorología, una vez que saben que se trata de este fenómeno, pueden prever qué sucederá climatológicamente en una zona en los próximos 7 días.

En los primeros días no existen muchas consecuencias meteorológicas producidas por la borrasca, solamente se notan determinados indicios de clima adverso que se siente poco y paulatinamente, y con el paso de los días esto se va transformando en rachas de fuertes vientos y aparecen las lluvias.

Estas lluvias y fuertes vientos aparecen en el tercer día de la llegada de la borrasca y pueden durar varios días, hasta que comienza la curva descendente de este fenómeno climatológico mediante la reducción de los efectos adversos hasta llegar a desaparecer totalmente.

Con la borrasca como comienzo se puede llegar a la formación de tifones y huracanes, cuya reacción extrema puede llegar producir efectos realmente arrolladores en las zonas donde se producen.

Pero eso no significa que las borrascas sean siempre la antesala de fenómenos climáticos más adversos, sino que en la mayoría de las ocasiones estos culminan en una semana sin inconvenientes mayores.

Características de una borrasca

Las ráfagas de viento muy fuerte, las grandes precipitaciones y la constante actividad eléctrica en el cielo son las características más notorias de una borrasca, aunque no siempre se den todos estos fenómenos al mismo tiempo.

En muchas ocasiones, las borrascas se producen debido al calor excesivo que se puede presentar en determinada zona, y son los frentes polares atlánticos los que generalmente provocan este tipo de fenómeno.

Otro de los indicios de que se acerca una borrasca es la gran nubosidad. El cielo durante este fenómeno climático se cubre completamente de nubes y esto se debe al enfriamiento del aire que se encuentra ascendente, que posteriormente genera la condensación de la humedad.

Tipos de borrascas

1.      Borrascas térmicas

Existen dos estilos de borrasca y las térmicas son las más comunes, y generadas por que una masa de aire ascendente se encuentra a una temperatura mucho mayor que la de la zona en la que se está produciendo.

El calor del entorno genera un proceso en el que primero las masas de aire se evaporan y luego se condensan, generando de esta forma una gran concentración de nubes y fuertes precipitaciones.

2.      Borrascas dinámicas

Cuando se llega a lo más alto de la tropósfera a esa zona se la denomina tropopausa y las borrascas dinámicas se producen cuando las masas de aire frío se dirigen a esta parte extrema de la tropósfera, y se produce el desplazamiento de las mismas.

Efectos de la borrasca

Al igual que algunos fenómenos climatológicos muy adversos, las borrascas pueden generar todo tipo de efectos en la zona en la que se producen, muchos de ellos muy adversos para el día a día.

La presencia de fuertes lluvias es uno de los problemas más comunes, pero también generan diversos vientos huracanados que pueden dar lugar a problemas en las vías de comunicación deslizamientos en las carreteras, y que dan lugar a inconvenientes en el tráfico.

Las borrascas pueden traer fuertes descensos de la temperatura, más de los habituales en el momento del año en el que se generan y sus vientos, que pueden llegar a los 120 kilómetros por hora, pueden producir otros tipos de desmanes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.