que hace un monologuista

¿Qué hace un monologuista?

Hoy en día con el boom del stand up comedía, muchos actores y humoristas desean ser monologuistas, muchos otros guionistas de un monólogo y otros tantos ambas cosas, pero debes conocer que no basta sólo con pararte a contar o a escribir chistes o anécdotas graciosas, hacer improvisaciones o hacer reflexiones de tu vida.

Factores para realizar un buen monólogo

Son muchos los factores que debes conjugar para que el show tenga exitoso, en este artículo te presentaré algunos consejos que deberás tomar en cuenta en el caso de querer adentrarte en este fascinante mundo.

Como primer punto debes diferenciar si quieres ser el protagonista del monólogo, el que este ahí cara a cara con el público.

Para esto no basta ser divertido, tener carisma o esa chispa peculiar que hace atractivo a un monólogo, si realmente deseas ser un monologuista debes como primer paso prepararte para ello,  existen algunas escuelas que ofrecen talleres especializados en la materia, debes sin duda alguna aprovechar todas las herramientas que tengas a mano para sacar a la luz tus habilidades.

Así mismo si tu interés va más allá del escenario y te encanta escribir comedia o cualquier otro tipo de recurso literario, debes de igual forma adiestrarte en eso. La mayoría de los talleres van orientados a enseñar a redactar y representar monólogos, algunos de los tópicos que aquí aprenderás son los siguientes:

  • Creación del monólogo, teniendo en cuenta la importancia del tema.
  • Búsqueda de la personalidad de un personaje.
  • Cómo se hace un chiste.
  • Pulir un texto.
  • Puesta en escena
  • Tener confianza y seguridad en el escenario
  • Encontrar el toque propio y personal.
  • Dirigirse al público en forma atractiva.
  • Cómo contar historias.
  • Cómo improvisar
  • Crear un espectáculo original y divertido

Muchas veces para los monologuistas su fin es entrar en una empresa dedicada a la contratación de artistas como es Espectalium.com, que se dedica a captar y contactar con todos los famosos del mundo de los monólogos, un objetivo para nada fácil porque aquí está lo mejor de lo mejor.

Como premisas para lograr un buen monólogo debes tener en consideración lo siguiente:

Si estás comenzando en este mundo es aconsejable que busques y te identifiques con algunos monologuistas consagrados, los veas, analices sus monólogos, desde un punto de vista menos de espectador y más de escritor.

Echa un vistazo a sus videos y analiza los que tienen más visualizaciones, likes o se han compartido más en la red, analiza el tema sobre el cual conversa, cuál es su tónica, cómo es su expresión corporal y estudia sus movimientos, al final no es que hagas una copia de esta persona, es que analices los diferentes gustos para cada público de tu interés.

Si tú serás el monologuista debes saber que serás el único personaje sobre el escenario. El texto del monólogo debe ser claro, evita hablar de muchos temas a la vez, para que no confundas a la audiencia.

Debes estratificar el público al cual te deseas dirigir, si tienes esta información clara será más fácil saber qué tema vas a desarrollar. No dejes el humor de lado, úsalo a tu favor para mantener enganchada a la audiencia.

Evalúa temas nuevos y originales, evita los temas trillados o sobre los que ya han sacado mucha punta. Los monólogos no suelen ser tan largos, evalúa el tiempo que vas a manejar para adecuar la presentación a dicho tiempo.

Lograr crear un buen monólogo

lograr un buen monologo

Una vez repasado los puntos anteriores ahora sí vamos a visualizar los pasos para lograr crear un buen monólogo.

Desarrolla tu personaje

Debes pensar qué tipo de personaje quieres, utiliza los recursos de tu voz, para encontrar tal vez un acento, un movimiento que lo caracterice, haz una pequeña biografía de la persona, que edad debería tener, como se llama (a pesar que todos estos datos no sean al final revelados a la audiencia, esto te ayudará a comprender y a crear un perfil para tu personaje).

En este primer punto no necesitas tener todos los detalles del personaje, esos los irás puliendo en la medida que avance la historia.

Estructura el guión

Sin un buen guión no habrá éxito en el monólogo, así que toma a tu personaje y pregúntate qué quieres hablar de él, puedes hacer una introspección de su pasado, sus miedos, alegrías, párate en algún punto de su vida y a raíz de ese momento comienza a escribir la historia.

Pule el monólogo

En la medida que vayas releyendo la historia, ve haciendo la representación de ese personaje, ve que le queda bien, que esta demás o que le falta.

Piensa en ese público y qué es lo que quiere ver, qué siente con lo que ve, haz las pausas correctas, usa la entonación adecuada para dar espacio a la risa cuando llegue su momento, acelera el paso para dar dinamismo y ralentiza para reflexionar, el cambiar el ritmo hará que tu obra no sea predecible y aburrida.

Ten en cuenta las característica culturales del humor del público al cual te vas a dirigir y a la  que esperar cautivar, usar su dialecto, habla de sus costumbres, hablar en un lenguaje sencillo pero suyo, todos esos factores debes considerarlo al momento de desarrollar la historia.

Por último ensaya tu obra con algún familiar, recibe su feedback, ve que tan desenvuelto y cómodo te sientes.

Las habilidades de poder hacer un buen monólogo y de ser un buen monologuista no sólo la podrás poner en práctica sobre el escenario, esas características las pondrás poner en práctica en cualquier momento, en cualquier carrera profesional en la cual te desempeñes, al momento de escribir conferencias, planear reuniones de grupos de trabajo, expresarte frente a multitudes, atraer la atención de los presentes, improvisar, tener agilidad mental, en fin te servirá para la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.