Cómo podemos mejorar la agilidad mental en el día a día

¿Cómo podemos mejorar la agilidad mental en el día a día?

Nuestro cerebro aprende muchas cosas en todo el proceso de aprendizaje y a lo largo de toda la vida.

Sin embargo, con el paso de los años la rapidez y agudeza mental se va reduciendo, no es igual la agilidad mental de los jóvenes en comparación a la que poseen las personas de mayor edad.

Formas y actividades para mejorar la agilidad mental

Aunque no podemos cambiar ni detener el paso del tiempo, hay alternativas como diferentes actividades sencillas que puedes realizar diariamente, y te van a  ayudar a mejorar la agilidad mental y mantener el nivel de agudeza en lo más alto.

Al pasar los años, podemos llegar a notar que nuestro cerebro ya no posee la misma agudeza en algunas situaciones o respuestas.

Como el resto de nuestro cuerpo, el cerebro necesita realizar algunos ejercicios que pueden ayudar a mejorar la agilidad, y que no se deteriore de forma prematura ni tan rápidamente.

Sin importar la edad que tengas, puedes realizar las siguientes actividades y ejercicios, para lograr que la mente se mantenga activa, y no pasar por situaciones incómodas, o sentir el deterioro mental a una edad prematura.

Haz deporte

Realizar deporte es una actividad que mejora la condición física en múltiples aspectos.

Al realizar deporte disminuyen los niveles de estrés, limpiando los pensamientos y sensaciones negativas que se encuentran en el cerebro, aumentando la velocidad en que se transfiere la información y se generan nuevas neuronas.

personas mejorando su agilidad mental

Si no eres una persona amante del deporte no te preocupes, no es necesario realizar prácticas fuertes, tan solo con una caminata de media hora puedes conseguir resultados positivos.

Coge las escaleras en vez del ascensor o da un paseo, te ayudará a tener una mejora en tu agilidad mental.

Aprende una nueva habilidad

No solo el ejercicio físico ayuda a poner en funcionamiento a tu cerebro, si te propones adquirir una nueva habilidad como aprender un nuevo idioma, tocar un instrumento o leer un libro va a activar zonas distintas de tu cerebro y ayudará a su buen funcionamiento.

La memorización de nuevos conocimientos y la práctica te podrán ayudar a utilizar mejor las situaciones en momentos de estrés.

Aparte, si aprendes a tocar un instrumento, el sonido de la música afecta de manera positiva el cerebro, debido a las conexiones neuronales que se llevan a cabo en ese momento.

Mantén una alimentación adecuada

Para mantener y mejorar la agilidad mental, es importante tener una buena alimentación.

Llevar malos hábitos alimentarios, puede afectar de manera negativa tu agilidad mental ocasionando problemas a largo plazo, como la aparición de Alzhéimer o demencia prematura.

En una buena alimentación para que tu cerebro se mantenga activo debes incluir una gran cantidad de vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, los conocidos ácidos grasos Omega 3 que se encuentran presentes en gran medida en los pescados y mariscos, te ayudarán a generar nuevas neuronas.

Permite descansar a tu cerebro de las tareas cotidianas

Las actividades laborales, actividades del hogar y todas las rutinas que mantienen bajo estrés constante a tu cerebro pueden hacer que este tenga una sobrecarga, y no puedas reaccionar de la misma manera que cuando tu mente se siente despejada.

Mediante actividades como el yoga, la meditación o ejercicios de respiración, puedes tener un tiempo de relajación y hacer que tu mente se libere de todos los pensamientos que hacen que actúe de manera negativa, manejando de esta manera las diferentes situaciones diarias, y con resultados muy positivos para tu mente.

Duerme bien

El descanso adecuado es una de las actividades que más necesita nuestro cerebro para poder funcionar correctamente. Un descanso adecuado, consta de tener un periodo de sueño entre las 7 y 9 horas todos los días.

Con un descanso adecuado, tu mente estará más despejada, libre de pensamiento negativos, con un mejor humor, tu memoria funcionará mejor y podrás disminuir las posibilidades de problemas neurológicos que son causados por el estrés excesivo y el cansancio.

Comparte tiempo con tus amigos

Las relaciones interpersonales pueden parecer superficiales y no muy importantes, pero un encuentro con amigos llega a aportar múltiples beneficios a nuestra mente. Desde el proceso de mantener una conversación, jugar a algunos juegos o realizar las actividades de tu preferencia, hará que el cerebro este activo y ejercitado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.