Los beneficios para la piel que da comer espinacas

Los beneficios para la piel que da comer espinacas

¿Sabías que debido a su alto contenido de antioxidantes y vitamina B, la espinaca es una combinación perfecta para la salud de nuestra piel?

Descubre las propiedades de la espinaca

La espinaca es uno de los vegetales verdes más populares. Aquí te mostramos los diez principales beneficios de la espinaca que probablemente no conozcas.

Esta verdura es una increíble fuente de nutrientes esenciales para nuestra salud. Gracias a su contenido de vitaminas, minerales, fibra y proteínas, comer espinacas puede mejorar la salud y prevenir cientos de enfermedades.

La espinaca tiene muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo, especialmente cuando se consume cruda o juntos a otros alimentos con propiedades similares.

Hay muchos motivos por el que todos debemos comer vegetales, así que es hora de descubrir los increíbles beneficios de la espinaca.

Acción anti cancerígena

Por sus altos niveles de vitamina A, vitamina C, fibra, ácido fólico, fitonutrientes y otras propiedades, la espinaca tiene efectos positivos para combatir las células cancerosas. Sus flavonoides, antioxidantes importantes, pueden atacar los posibles riesgos del cáncer de estómago y ayuda de igual manera con el cáncer de piel.

Los fitonutrientes y la fibra pueden ayudar a disminuir el riesgo de cáncer mamario, cervical, próstata y colon.

Sistema cardiovascular

La espinaca tiene muchos beneficios cardiovasculares. Gracias al ácido fólico, la espinaca reduce la homocisteína, un aminoácido que se encuentra en la sangre. Un alto nivel de este ácido y otros ácidos nocivos, está relacionado con el infarto y el accidente cerebro vascular.

La espinaca también contiene colina e inositol, dos compuestos que ayudan a prevenir el endurecimiento arterial y la mala circulación. La espinaca también equilibra los niveles de potasio y sodio.

Ayudan a mejorar la presión arterial y previenen la inflamación del corazón.

Salud ósea

Una taza de espinaca fresca proporciona hasta el 200% del valor diario recomendado de vitamina K, un nutriente esencial para la adecuada absorción del calcio.

Además, proporcionan minerales esenciales como el magnesio, zinc, cobre y fósforo que permiten una buena formación de huesos.

La diabetes

El consumo regular de espinacas ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y por lo tanto previene la diabetes. La espinaca es excelente para las personas que ya tienen diabetes porque su alto contenido de magnesio ayuda a prevenir complicaciones.

Anemia

La espinaca ofrece una gran cantidad de hierro, un mineral que ayuda a regenerar los glóbulos rojos. Estos glóbulos son responsables de transportar oxígeno a todas las células del cuerpo.

El consumo regular actúa como un excelente tratamiento para prevenir y combatir la anemia.

Bueno para los huesos

La filoquinona es la forma más común de vitamina K que se encuentra en los vegetales de color verde oscuro, como la espinaca. La vitamina K es necesaria para la coagulación de la sangre y puede desempeñar un papel en la preservación de la masa ósea.

Algunos estudios sugieren que incluso podría aumentar la densidad ósea y reducir las tasas de fractura. De hecho, varios estudios recientes han demostrado que las personas que consumen más vitamina K tienen un menor riesgo de fracturas de cadera.

La espinaca: la verdura ideal para una dieta

La espinaca tiene un conteo de calorías muy bajo, solo 36 calorías por una porción de 200 gramos, siendo el vegetal ideal para acompañar una dieta. Baja en calorías, las espinacas están llenas de vitaminas A, C, B9 y E, pero también de hierro y magnesio, perfectas para recargar la energía.

La espinaca la verdura ideal para una dieta

Cómo elegir la mejor espinaca

Es recomendable elegir hojas de espinaca bien formadas y coloreadas que no estén manchadas o firmes. Consume brotes jóvenes a menudo más suaves y menos fibrosos.

También es recomendable consumir espinacas dentro de los dos días de la compra.

Cocinar la espinaca

Después de lavar bien las hojas de espinaca, retira el tallo rompiéndolo y para cocinarlos, simplemente sumérjalos en el agua hirviendo ligeramente salada.

La espinaca también puede ser guisada, cocida al vapor o en un work. Las espinacas se comen de noviembre a mayo, sin embargo, es posible consumirla todo el año, así que no te prives, y conviértete en un auténtico Popeye.

Contrariamente a la creencia popular, la espinaca no es una fuente particularmente interesante de hierro. El mito en torno a su alto contenido de hierro nace de un estudio en el que se ha desplazado un punto decimal.

Pero las hojas verde oscuro de la verdura contienen muchos nutrientes importantes, especialmente antioxidantes y bioflavonoides que ayudan a detener las sustancias y procesos cancerígenos.

La espinaca, por ejemplo, es rica en carotenoides, pigmentos vegetales que son responsables de su color verde oscuro.

Entre estos carotenoides se encuentran la luteína y la zeaxantina, que ayudan a prevenir la degeneración macular, la principal causa de ceguera en los adultos mayores.

Para mejorar la absorción de los carotenoides, come espinacas con un poco de grasa saludable para el corazón. Puedes ingerir un día completo de vitamina A y 105 microgramos de ácido fólico en 110 a 125 gramos (media taza) de espinacas cocidas.

El ácido fólico es particularmente importante para las mujeres embarazadas o las que planean quedarse embarazadas, ya que ayuda a prevenir defectos de nacimiento neurológicos.

La deficiencia de folato también puede causar un tipo grave de anemia y recuerda, una porción de espinaca también contiene 419 miligramos de potasio, así como vitamina C, riboflavina y vitamina B6.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *